El Psoe de Baena califica de tropelía, la actuación del gobierno municipal el proyecto de creación del nuevo logotipo.

El comunicado facilitado desde el partido socialista denuncia la última tropelía de este desgobierno municipal. Creen que ante los momentos tan convulsos por los que atravesamos, la prioridad frívola de este ayuntamiento consiste en convocar un concurso para cambiar el logotipo turístico del municipio.

Continúa el comunicado criticando la decisión de crear un nuevo logotipo, en vez de apostar por conservar y seguir promocionando el logotipo de BaenaCultura que ya está instaurado desde hace más de una década. A lo largo de estos años, esta imagen ha viajado a diferentes rincones del mundo, estando presente en las más importantes y prestigiosas ferias turísticas como Vakantiebeurs en Holanda, Fitur en Madrid, el Salon des Vacances en Bélgica y la ITB de Berlín, entre otras.

Lo ocurrido responde a ese deseo irrefrenable de una alcaldesa que quiere cambiarlo todo para diferenciarse y aniquilar todo lo que le recuerde a la anterior etapa socialista, que se ha convertido en una obsesión casi febril para nuestra regidora municipal. No está justificado en estos momentos ese derroche de dinero absurdo, porque no responde a ningún objetivo más allá de anular la imagen y cualquier logro de la anterior etapa socialista, afirman el grupo socialista.

Denuncian el coste adiciona que conlleva el cambio de imagen corporativa en cuando a la adaptaciónde estos logos a los distintos soportes en los que ya aparece: photocalls, folletos, videos corporativos, mobiliario urbano, packaging…

No ven claro que  este cambio sea el camino correcto para ubicarnos en el mapa como un destino turístico de calidad y generar flujo de visitantes. Denuncian que los esfuerzos de un equipo de gobierno en estos momentos no pueden estar centrados en despilfarrar dinero en cambios de logotipos, en definitiva, cambiar fachadas, pero sin construir cimientos sólidos.

Vecinos, comerciantes, hosteleros y empresarios se encuentran en una situación crítica, donde una gran mayoría esperan respuestas ante la incertidumbre de si van a tener que cerrar o no definitivamente sus negocios en los sucesivos meses, y desde luego, poco o nada les importa el cambio de un logotipo sino resolver estos problemas vitales, concluye el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.