La Residencia Divino Maestro en situación crítica, 37 residentes y 24 trabajadores afectados ante su posible cierre.

La residencia divino maestro que está gestionada por la Congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl ha dado a conocer su difícil situación económica que de no conseguir ayuda institucional se verá obligada a su cierre.

En la rueda de prensa lo primero que querían dejar claro que no era un mero oportunismo aprovechando el alcance mediático que ha tenido la decisión de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de dejar su casa de Baena y por tanto, la Residencia de San Francisco.

Su directora la hermana Sor Isabel Jurado, daba a conocer públicamente la difícil situación económica por la que atraviesa la residencia, que tiene unas pérdidas que unos meses por otros están en torno a los 20.000 euros mensuales. Esta situación viene provocada por la importante inversión, en torno a los 1,6 millones de euros, que tuvieron que realizar para adaptarse a los requerimientos de la Junta de Andalucía que les permitiesen conseguir la acreditación de la Junta para acceder a los conciertos que facilita la Administración pública.

Las obras de adecuación de la residencia se llevaron a cabo por el acuerdo verbal que hubo entre el gobierno municipal de aquellos años y la congregación, en el que se comprometía en ayudar a la residencia, si acometían las obras de adecuación que exigía la Junta de Andalucía, para ayudar con conseguir los convenios con la Junta de Andalucía.

Sor Isabel ha expuesto que estos gastos son asumidos por la congregación” es la Provincia España Sur de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl la que sigue saliendo al frente de ese déficit, pero, a no tardar mucho, se quedará sin recursos”.

Durante las últimas semanas se han estado reuniendo con los trabajadores, la residencia cuenta con 24 trabajadores fijos, con los familiares de los residentes para exponer la delicada situación por la que atraviesan.

También, esta última semana se han reunido con todos los representantes de los grupos municipales, a quienes se le han planteado su situación. “Hemos visto buena receptividad en los miembros de la corporación municipal de cara a buscar ayudas” nos comentaba la directora.

En estas reuniones los grupos políticos han planteado otra serie de ayudas de otros organismos, Diputación, que permitan aliviar la situación. Ahora queda unir fuerzas para entre todos puedan ayudar a la residencia a lograr conseguir las ayudas públicas que les permitan continuar su labor social.

Actualmente disponen de 4 plazas concertadas, pero solo tiene compensación económica dos, las otras dos deben permanecer libres para que cuando se amplíen los fondos puedan sumarse a las dos primeras. Individualmente tiene una serie de ayudas los residentes para el pago de la residencia que, en función del grado de dependencia, situación económica del residente tienen asignada una cantidad mensual, este tipo de ayuda conocida como ayuda personal vinculada a servicios es un paso previo para después optar a la ayuda concertada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *