El Pleno aprueba el uso del Remante de Tesorería del presupuesto 2020, 561.246 €, para arreglar distintas calles de Baena.

Como viene siendo habitual los primeros puntos del orden del día recogen la necesidad de la aprobación por parte del pleno de los expedientes de reconocimientos extrajudiciales, es decir, contratos vencidos que deben ser aprobado en el pleno para poderlos pagar. La demanda por parte de los grupos políticos es ir sacando a licitación estos contratos era la petición casi unánime. Por parte del grupo de gobierno informaba que quedan pocos contratos vencidos y se están sacando a licitación la mayor parte de ellos.

Había una demanda casi común del reparto de contrataciones entre las diferentes empresas de la localidad, evitando la concentración de contratos en algunas empresas en particular y otras foráneas para intentar aliviar la situación económica de las empresas locales, al ser el Ayuntamiento la “empresa” de contratación de Baena. El portavoz de IU David Bazuelo exigía que sacar a licitación contratos con cuantías elevadas que se vienen asignado a determinadas empresas y llevar a cabo acuerdos marcos de contratación para repartir entre las distintas empresas de Baena y Albendín de la manera más justa posible”.

Inversión de 500.000 euros del Remanente de Tesorería

Importante acuerdo de los grupos es destinar el remanente de tesorería para el arreglo de diferentes calles de Baena. En la comisión informativa previa al pleno se puso sobre la mesa la necesidad urgente de sustituir la red de alcantarillado de las Plaza España y Avenida de Castro del Rio debido a su mal estado, antes del comienzo de las obras planificada para estas calles.  Además de otras calles que sean objetivo de prioridad para su mejora como calle Galana, Antonio Salamanca.

Especial objeto de debate fue la adquisición de un radar para controlar la velocidad de los vehículos que circulan por las calles de banea ante la inminente entrada en vigor de la nueva limitación de velocidad, dentro del casco urbano entre 20 – 30 Km hora el próximo 11 de mayo. Dicha compra tiene asignado un presupuesto de 56.878,47€. La entrada en vigor de esta normativa también llevara aparejada cambios en las señales de circulación de Baena.

Otro punto de debate con cierto acaloramiento fue la necesidad de aprobar el II Plan de Igualdad. La desafortunada presentación de dicho plan como “mero trámite para poder acceder a subvenciones”, dio lugar a vehementes intercambios de opiniones entre los diferentes grupos de la oposición y la delegada de Igualdad, recriminándole el retraso de la convocatoria del Consejo Local de la Mujer, y de las iniciativas que tiene la delegación de cara a los próximos meses.

Las propuestas para la aprobación del reglamento del uso Drones, la ordenanza reguladora de higiene viaria y residuos sólidos, la prohibición del uso de glifosatos dentro de ámbito de la administración pública, fueron aprobadas por todos los grupos. Quedando sobre la mesa la puesta en marcha de la “Policía Verde”, propuesta de IU, para ser debatida en profundidad y hacer aportaciones por los distintos grupos para una posterior presentación a pleno.

Por último, dos mociones de urgencia presentadas por el PSOE relacionadas con la seguridad en el trabajo y la atención temprana también dieron lugar a confrontación política más por la forma y foro de presentación que por el fondo de ellas. Al considerar la mayoría de los grupos políticos que no era el lugar adecuado para su presentación al tratarse de tema de competencia no municipal.

Especial debate surgió con las Ayudas para la Atención Temprana, presentada por la portavoz socialista Rosa Unquiles, que no estuvo especialmente afortunada a la hora explicar la necesidad de llevar este tema a pleno, con una premura y cierta improvisación.

El dedo de dios de Luis Moreno como ejecutor para el nombrar a las dos alcaldesas. La habitual salida de tono del señor Moreno, fue la guinda del pleno. Comentario totalmente desafortunado antes de abandonar la sesión.

La parte de ruegos y preguntas es donde se puede conocer las necesidades y preocupaciones del día a día los vecinos de Baena y Albendín.  Gracias a ello nos esteramos que en un plazo de quince días se pondrá en funcionamiento un parking en la zona de la cañada con capacidad para unos 70 vehículos, ya se están gestionando la próxima apertura del parking de Guadalupe.

Las necesidades urgentes de ciertos cambios en PGOU de Albendín para atraer empresas a la localidad. La importancia de la subestación eléctrica en el Coscujo para potenciar el polígono industrial para la llegada de nuevas empresas sea a través Red de Transporte Eléctrico y bien a través de las empresas suministradoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *