El debut en esta fase del Atlético Baenense ha sido complicado, en un partido en el que el contrario ha jugado al limite de la legalidad.

El encuentro cumbre de los equipos del club se disputaba en la mañana de hoy domingo. Los hombres de Koeman viajaban a Motril para enfrentarse con una gran rival como es el Mutrayil Eneluz. Tampoco pudo ser perdían el primer encuentro de la fase de ascenso por 5 -4.

El partido de hoy se veía complicado por el gran equipo que tiene el Mutrayil. Un equipo con grandes jugadores, que mueven muy bien la pelota, su presión es muy fuerte y están acostumbrados a jugar al límite, aprovechando la corpulencia de muchos de sus jugadores.

José Antonio Chacón, tenía bien preparado el partido para salir de la presión que iban a realizar los jugadores granadinos en los primeros instantes del encuentro para los intimidar a nuestros jugadores. Un gol en el primer minuto de encuentro de José Heredia, un central muy grande, pero con mucha movilidad. El equipo local seguía apretando y atosigando a los blanquinegros que no lograban elaborar jugadas en estos primeros compases del partido. Otra ocasión aprovecha por Justo (exjugador del Ogíjares) lograba en segundo tanto. Minutos de mucha intensidad defensiva por parte de ambos equipos impidiendo crear jugadas de peligro. Nuestra oportunidad vino a falta de tres minutos para el final de la primera parte, Ángel de la Rosa batía al Rubén, acortando distancias 2-1. La alegría no duró mucho tiempo, puesto que un minuto más tarde batían por tercera vez la meta de Agustín 3-1. Con este resultado terminó la primera mitad. Un primer tiempo donde hubo oportunidades, pero el juego al límite de los locales y la permisibilidad arbitral con este tipo de juego contagiaba a los hombres de Koeman a la hora de elaborar jugadas continuadas.

El inicio de la segunda mitad fue similar a la primera, con presión constante por parte de ambos equipos, el juego marrullero de los locales que protestaban todo lo que pitaban los árbitros para sacar ventaja, volvía a influir en el juego blanquinegro, que veían impotentes las escasas faltas que pitaban a los locales. En esto momentos de juego indefinido Juan Delgado marcaba el 4 tanto de su equipo. Si no fuera poco un minuto más tarde Julio hacia subir al marcador el 5-1. Momentos angustiosos del encuentro para el Atlético, que veía no podía superar, al contrario. Un fallo defensivo provoco el gol en propia puerta del Mutrayil, 5-2, a falta de cinco minutos para el final.

El arrojo de los atléticos, de no dar un partido por perdido, de asentarse más en el juego y evitar el juego psicológico que practicaba el contrario con las continuas protestas, permitió a Modesto batir al portero logrando acercarse al marcador 5-3. Tres minutos de esfuerzo, de presionar, de hacer jugar a Agustín, como en otras ocasiones no tirando la toalla, logró dar sus frutos y en una jugada que partía de la banda derecha, Agustín se movía por la línea de fondo esperando un pase, que le llegó en el lado izquierdo de la portería logrando marcar el cuarto tanto del Atlético, faltaba un minuto para el final. A falta de escasos segundo tuvimos la oportunidad de crear una jugada de gol, pero no pudo ser. Resultado final 5-4.

Koeman a la finalización del partido, se mordía un poco los labios ante la pregunta por los árbitros, se mostraba contento por el juego de su equipo “se ha notado el trabajo de estas dos últimas semanas de entrenamientos con todos los jugadores. Hemos vuelto a practicar un juego de presión, de no dejar un balón por perdido. Hoy no hemos podido contra el rival, pero estoy contento. Como he dicho nuestro principal objetivo son conseguir los tres puntos en todos los partidos en casa y rascar fuera lo máximo posible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *