Salen adelante todas las propuestas del pleno extraordinario.

La convocatoria del pleno extraordinario estaba motivada por la posibilidad de perder una subvención otorgada por la Diputación de Córdoba para la restauración de la Casa del Panadero de Torreparedones.

El equipo de gobierno presentaba varios puntos en el orden del día que necesitaban ser ratificados por el pleno de la corporación.  Entre ellos, el más urgente, estaba aumentar el presupuesto por parte del Ayuntamiento para compensar la bajada del presupuesto que hacia la Diputación en la subvención que se le había otorgado dentro del plan de Subvenciones para la protección y conservación de bienes muebles e inmuebles del patrimonio histórico-artístico municipal.

En principio la Diputación se hacia cargo del 80% del presupuesto, pero esta cantidad venia reducida en un 20% adicional que debería ser aportado por el propio ayuntamiento. Para ello debía de modificarse unas partidas, que necesitaban el respaldo de la Corporación.

Tras el debate político entre los grupos de la conveniencia o no de la partida propuesta por el ayuntamiento, finalmente salió adelante dichos cambios para tener acceso a la subvención.

El Ayuntamiento aportaba unos 17.000 € más, con un montante total de 23.757, ( se van a utilizar una partida de formación que no va a ser utilizada por la suspensión de la Escuela de Idiomas, que este año no ha tenido alumnos suficientes para ponerla en práctica). La aportación que hace la Diputación es de 35.635 €, para un total de 59.392 que es el presupuesto de la obra.

Otro punto del día, que también tuvo su debate político entre el equipo de gobierno y el Psoe, fue destinar una partida de deportes que se iba a utilizar en el pabellón de Albendín para usarla en el pabellón de Baena. El portavoz del Psoe se quejaba del destino de esa inversión, de 15.000€, para usarla en Baena, proponiendo que esa partida se dedicara a la mejora de las instalaciones del centro de salud de Albendín. Tras un cruce de acusaciones entre ambos grupos políticos se acepta el destino de dicha partida, a cambio de un compromiso por parte del equipo de gobierno de mejorar las instalaciones deportivas de Albendín, así como del propio centro de salud de dicha población.

También hubo acuerdo para apoyar una partida presupuestaria a favor de Baena Solidaria de 6.350 € para poder hacer frente al programa de acogida de temporeros que tienen puesto en marcha. Esta organización pretende alquilar un número de viviendas donde poder acoger a estos trabajadores que no tiene casa en la temporada de la aceituna.

Piedra de la memoria

Por último, también fue acordada por unanimidad una subvención para la Memoria Histórica que se había gestionado en el 2016 por el grupo IU, para homenajear a los baenenses deportados a los campos de concentración nazis, donde se van a colocar en las viviendas donde nacieron estos 14 baenense una placa conmemorativa denominada STOLPERSTEINE o piedra de la memoria.

 

 

También tuvo lugar la toma de posesión de la nueva concejal por parte del PSOE, Rosa María Unquiles, que viene a sustituir a Lola Ruiz Arrebola que presentó su dimisión como concejal en el anterior pleno municipal.

Resulta curioso que en los tres últimos plenos la ausencia de Alfonso Rojano, de IPORBA, sobre el que se presupone que puede ser la llave para sacar adelante la moción de censura anunciada hace tiempo por el partido socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *