La delegada de Fomento hace entrega en Baena de 13 tarjetas de transportes a los jóvenes que las han solicitado.

La delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Cristina Casanueva ha destacado la buena acogida de la Tarjeta Joven de Transporte  entre los cordobeses ya que actualmente hay 2500 solicitudes de tarjetas tramitadas desde que la JUnta de Andalucia las pusiera en marcha el pasado 1 de enero. En el caso de Baena, la delegada ha entregado 13 tarjetas, y hasta la fecha son 50 jóvenes que ya la tienen.

El objetivo de esta iniciativa es contribuir a que los jóvenes usen más el transporte público y ayuden con ello a conseguir una movilidad más sostenible, reducir el número de vehículos circulando y luchar contra la contaminación. La nueva tarjeta ofrece una bonificación de un mínimo del 50% sobre el billete sencillo del Consorcio de Transporte y podría llegar hasta el cien por cien en el caso de los jóvenes de Familia Numerosa de categoría especial.

Este sistema de pago se puede usar en todos los medios de transporte a los que dan cobertura los Consorcios de Transporte de las áreas metropolitanas de Andalucía: autobuses metropolitanos y urbanos, los metros de Sevilla, Málaga y Granada, el catamarán de la Bahía de Cádiz y los tranvías conforme se vayan poniendo en marcha.

Esta iniciativa “pretende recuperar el volumen de viajeros perdidos a consecuencia de la pandemia del coronavirus y fomentar el uso del transporte público en este segmento poblacional, beneficiando a jóvenes y dando prioridad a un transporte público sostenible medioambientalmente”.

Una vez tramitada la solicitud, la tarjeta tiene que ser enviada al usuario, notificada o entrega antes de estar operativa. “La gran mayoría de los solicitantes, ha elegido la opción de recibir en su domicilio la Tarjeta Joven de Transporte, frente a aquellos que ha optado por la recogida en la sede del Consorcio de Transporte Metropolitano”, afirma Casanueva.

“El sistema utilizado es la bonificación en recarga, lo que favorece a su vez el uso del transporte público, ya que se dispone, con cada bonificación, de mayor saldo para su consumo en transporte público. También está garantizada la interoperatividad, de forma que la Tarjeta Joven de un consorcio se puede utilizar en el resto de los consorcios”, ha añadido la delegada.

La solicitud de dicha tarjeta puede realizarse ‘online’, en el siguiente enlace o también de forma presencial en las oficinas de los consorcios de transporte.

En ambos casos, tanto en solicitudes presenciales como ‘online’, se avisará a los interesados por correo electrónico o vía SMS cuando esté lista la tarjeta. Una vez el usuario tenga la misma, deberá dirigirse a cualquier punto de venta del Consorcio para activarla y recargarla con el saldo que desee (se descontará 1,5 euros como gastos de gestión).

El Consorcio de Transportes de Córdoba tiene un total de 16 ayuntamientos adscritos que son: Almodóvar del Río, La Carlota, El Carpio, Córdoba, Espejo, Fernán Núñez, Guadalcázar, Montemayor, Obejo, Pedro Abad, Posadas, San Sebastián de los Ballesteros, La Victoria, Villafranca de Córdoba, Villaharta y Villaviciosa de Córdoba. Y además, mantiene un convenio de preferencia con los municipios de Castro del Río, La Guijarrosa, Montoro, Villa del Río y Baena.

La delegada de Fomento ha destacado la “apuesta del Gobierno de Juanma Moreno por hacer llegar a los vecinos de todos los municipios, en este caso los jóvenes, herramientas que mejoren su calidad de vida y que también contribuyen a luchar contra la despoblación, uno de los principales objetivos del   Ejecutivo andaluz”.

Casanueva ha seguido animando a la población joven de toda la provincia a que solicite esta tarjeta, que “permite una movilidad cómoda y sostenible por toda Andalucía, satisfaciendo las necesidades de los jóvenes en materia de transporte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.