El Teatro Liceo acogió el acto de entrega de los IV Premios “Salvador de Prado Santaella”.

El pasado viernes tuvo lugar la entrega de los premios IV Premios “Salvador de Prado Santaella” a la excelencia académica cultural, deportiva e innovación en el mundo laboral, organizados por la Fundación Caja Rural de Baena.

Unos premios cada vez más asentados en la sociedad de Baena y Castro del Río, localidades donde tiene presencia la entidad bancaria, al que acudieron numerosas autoridades.

El comienzo del acto de entrega de estos premios tuvo una exposición de la labor social de la Fundación en las numerosas actividades en las que está presente a lo largo del año, a cargo de su presidente Nicolás Luis Fernández, que reflexionaba, además, como la pandemia ha fomentado la solidaridad entre los ciudadanos, reforzado el ámbito familiar, en estos casi dos años de crisis sanitaria. Los premios son un reconocimiento a la cultura del esfuerzo y a la labor que realizan día a día numerosas personas y entidades.

Tras estas palabras del presidente de la fundación iban subiendo al escenario los galardonados con estos premios en sus diferentes categorías. Así en la modalidad de Excelencia Académica, recogía, en primer lugar, la alumna del IES Ategua de Castro del Río, Elena García, como mejor expediente académico de Bachillerato cuyo premio estaba dotado con 1.000 euros.

Dos alumnas del colegio Espíritu Santo de Baena obtenía el reconocimiento a la Excelencia Académica en Grado Medio, Susana Sánchez Plaza y Raquel Cano con un premio de 1.000 euros.

El reconocimiento a la Excelencia Académica en Grado Superior, novedad en esta edición, se le otorgó a Susana García Pozo de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) de Baena.

Durante el acto de entrega de estos premios, la joven pianista de Castro del Río, Beatriz Urbano, ponía la nota musical al acto.

Ya fuera del ámbito estrictamente académico, se daban a conocer a los premiados en las restantes categorías, así en el ámbito deportivo el galardonado era Rafael Vacas Barba, Excelencia en el Deporte, cuyo premio era recogido por su padre al encontrarse estudiando fuera de España.

José Rafael Arévalo Ortiz, resultaba premiado en la categoría de Innovación en el Mundo Laboral.

Por último, el artista urbano Javier Castilla Cantero ‘Sake’, recogía el premio a la Excelencia Cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.