La Delegación de Formación recupera el abandonado vivero de Baena como centro de formación

El delegado de formación, Joaquín Morales, daba a conocer las obras realizadas en el vivero municipal para convertir parte de sus instalaciones en un centro formativo donde los jóvenes de la localidad puedan aprender un oficio con gran demanda de empleo y pocos profesionales con llevarlo a cabo.

Situacion previa a los trabajos

La empresa baenense HERGATRANS, S.L. era la adjudicataria para llevar a cabo las obras de adecuación del vivero municipal de Baena, situado en la Huertas Vega Arriba con un presupuesto cercano a los 16.000 euros. Un espacio abandonado que servía de almacén de la unidad de servicios, dándole un nuevo uso para desarrollar la formación en materia de jardinería. Las instalaciones se dividen en 6 áreas, cuatro dedicadas al uso de invernadores y dos albergan un edificio. Morales explicaba las actuaciones que se ha realizado “ con un presupuesto mínimo, se ha suprimido el geotextil  deteriorado por uno nuevo, se ha mejorado el edificio anexo a las instalaciones donde se desarrollarán las actividades formativas. Cuenta dos pequeñas salas para dar la formación, se han construido dos cuartos de aseo y un office”.

Recordaba el delegado de formación que la delegación cuenta con una subvención para atender diversas necesidades formativas. Una de ellas es la puesta en marcha de un curso de jardinería, de 330 horas lectivas y que en breve se abrirán los plazos de inscripción para las 15 plazas que dispone, “en nuestra localidad no hay jardineros, teniendo la posibilidad de con esta formación se pueda atender la demanda de este tipo de profesionales no solo aquí en Baena, sino en las localidades cercanas”, especificaba el delegado. La parte teórica del curso se realizará en la Escuela Taller, mientras que la práctica tendrá lugar en este remodelado vivero.

Cristina Piernagorda recordaba el interés del equipo de gobierno en recuperar edificios públicos sin uso “con una pequeña inversión hemos recuperado el uso de un edificio que servía más bien de basurero en un centro formativo para jóvenes. Vamos a seguir recuperando edificios abandonados de la mano de dios, dotándolos como espacios de ocio, cultura para la juventud”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.