La Ayuda a Domicilio, bien merece un acuerdo de los grupos políticos.

Parece que los grupos políticos avanzan en el acuerdo para lograr solventar el problema de la Ayuda a Domicilio. En el día de hoy el equipo de gobierno sale al paso de manifestaciones de la oposición acerca de la parálisis y tardanza en los pagos a la empresa que gestiona el Servicio de Ayuda a Domicilio de Baena.

Cristina Piernagorda, ha realizado una cronología de los hechos.” Se había llegado a un acuerdo con todos los grupos políticos a finales de septiembre de 2019, salvo con la abstención del PSOE, para sacar a licitación el contrato de Ayuda a Domicilio que estaba caducado desde el año anterior y no se podía prorrogar, estando en el gobierno municipal el PSOE.

Una denuncia de una asociación que a su entender dicha licitación perjudicaba sus intereses hizo paralizar el proceso que ya estaba en marcha. La alcaldesa recordaba como a raíz de la denuncia, los grupos políticos se oponían en bloque a esta licitación, en favor de prestar la Ayuda de forma directa, con medios propios del Ayuntamiento.

Este cambio de posturas ha dado lugar que los pagos a la empresa que presta es servicio se retrasen más de lo debido, puesto que, al no tener contrato en vigor, dichos pagos se han de realizar por acuerdo en pleno a través de la figura de reconocimiento extrajudicial.

“La empresa cobra tarde por un problema generado por los partidos de la oposición “. Si la licitación hubiera salido adelante este problema ya estaría solucionado “comentaba la alcaldesa.

“Lo que duele, es que salgan a los medios para dar soluciones a un problema que ellos han generado, además año y medio tarde. Tratando de manipular a la opinión pública”, matizaba Cristina Piernagorda.

Durante esta semana han tenido lugar diversas reuniones con todos los grupos políticos para alcanzar un acuerdo y dejar zanjado el problema de la Ayuda a Domicilio.

El propio teniente alcalde, Ramón Martín ha confirmado estas reuniones,” en esta semana martes y miércoles nos hemos reunido con los miembros de la oposición, también han participado técnicos del ayuntamiento, para llegar lograr sacar adelante la licitación de la Ayuda a Domicilio. Se ha llegado a un entendimiento, con los matices aportados por la oposición, se han recogido sus propuestas “

Al final preacuerdo político, para la licitación ha sido que la vigencia del contrato sea por dos años, renovables por periodos anuales hasta un máximo de cinco años (2+1+1+1). Quedan por revisar las condiciones económicas, con las nuevas subidas aprobadas por la Junta, la relación de los puestos de trabajo de las personas que prestan el servicio. Con todo ello los técnicos del ayuntamiento realizarán el informe pertinente para que el contrato se pueda presentar en el pleno de febrero, puesto que para el próximo no hay tiempo material.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.