lunes, mayo 27, 2024
BCabildo

Gran expectación por la salida extraordinaria la Cuadrilla de Sayones, acompañados por las centurias romanas y la turba de la cola blanca

No han pasado ni siete días de la finalización de la Semana Santa de Baena, cuando tambores y cornetas volvían a estar presentes por las calles de Baena, con motivo del 225 aniversario de la fundación de la Cuadrilla de Sayones (1799-2024).

A las 10:30 horas del pasado sábado iban llegando a la iglesia de Santa Marina un cortejo romano formado por todas las centurias romanas de las diferentes cofradías de la localidad, al que les sucedían las turbas de judíos de la cola blanca, siendo recibidos por la Cuadrilla de Sayones dentro del templo.

El estandarte de la Centuria Romana Centuria Romana de la Ilustre Archicofradía de la Vera Cruz y Nuestro Padre Jesús del Prendimiento abrió el cortejo saliendo que partía desde Santa Marina, para completar un recorrido que finalizaba en la Caseta Municipal.

La segunda centuria en ponerse en marcha era la de los Soldados del Centurión de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. La siguiente en tocarle el turno fue a la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias Centuria Romana de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y en último lugar a los romanos de Soledad de María Santísima de la Real Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario y Santísimo Cristo Resucitado. Tras los romanos, era la turba de judíos de la cola blanca la que cogía el testigo, cerrando la comitiva la Cuadrilla de Sayones.

Desde Santa Marina el desfile se ha encaminado por el casco histórico buscando la calle Tela y bajando por la calle de la Doctora hasta San Bartolomé. Desde ahí han tomado la calle la calle Amador de los Ríos, donde se había concentrado la mayor parte del público presente en esta salida extraordinaria en dirección hasta la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, siendo la Caseta Municipal el punto final de este desfile. Un recorrido histórico para algunas centurias que no suelen desfilar por ciertas calles de este entorno del casco urbano.

A su llegada a la Caseta Municipal la turba de judíos abría calle a la Cuadrilla de Sayones, dando lugar a unos de los momentos más especiales de estos actos. Cada una de las Centurias Romanas procedían a interpretar numerosas marchas marciales con sus característicos y tradicionales toques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *