El papelito del Centro del Alzheimer

          Hace unos días se dieron a conocer la terminación de las obras del futuro centro del Alzheimer de Baena. Después de casi veinte años de espera el edificio ya está concluido para acoger la actividad de la asociación proporcionando un mejor tratamiento a los enfermos que padecen esta terrible dolencia.

         Numerosos avatares han tenido la obra de rehabilitación del edificio y mucho tiempo se ha necesitado para sortear todas la trabas burocráticas y políticas para tener un edificio terminado.

         Unas obras iniciadas por el anterior equipo de gobierno, paralizadas por la Junta de Andalucía, propietaria del edificio, vueltas a sacar a licitación por el actual equipo de gobierno, huida de la empresa adjudicataria, nueva licitación para adjudicar otra vez las obras. Por fin, la última empresa ha terminado una obra de poco más de tres meses de trabajo para su conclusión.

         Desde su terminación por parte de la última empresa adjudicataria, a finales del pasado verano y tras concluir unos trabajos adicionales realizado por los servicios técnicos del ayuntamiento para que los enfermos tengan una zona exterior de esparcimiento, han pasado meses y meses con el edificio cerrado. Un último trámite técnico para certificar la correcta verificación de la instalación eléctrica deja lista el edificio para ser cedido a la Asociación de Enfermos de Alzheimer de Baena.

 

Falta un papelito

         Tras la “visita técnica” que tuvo lugar la semana pasada, estamos en periodo electoral y la ley prohíbe inaugurar obras, servicios públicos, salvo visitas técnicas. Saltaba a la luz que todavía no se podía autorizar la cesión del centro rehabilitado a la asociación, pues falta un último trámite administrativo. La propietaria del edificio, la Junta de Andalucía, debe autorizar, al igual que meses atrás autorizó el inicio de las obras, la cesión del uso, bien al propio Ayuntamiento o bien directamente a la asociación. Esperemos que el periodo electoral no sea un obstáculo para postergar la cesión hasta después del 19J.

         Casi todos los grupos que forman parte del consistorio municipal no tienen información de la situación real en la que se encuentran los trámites, o al menos así nos lo comunican, a pesar de, según ellos, haber preguntado insistentemente por el tema.

         ¿No se podía haber trabajado mientras estaba la obra, en conseguir esa autorización?

         Detrás de este largo proceso hay personas, pacientes afectados por una terrible enfermedad que podrían tener unas mejores terapias con las que paliar su situación. Con el centro abierto se pueden duplicar el número de pacientes atendidos. El tiempo juego en contra de estos enfermos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.