La intervención del Ayuntamiento suspende el pago de 53 facturas a proveedores municipales

Celebrado el Pleno ordinario correspondiente al mes de mayo con los habituales puntos en el orden del día, aunque al igual que ocurrió en el pasado pleno de abril el servicio de intervención del ayuntamiento baenense ha puesto reparos a 53 facturas presentadas por el equipo de gobierno. Estas facturas carentes de procedimiento de contratación, siendo los propios órganos del control del ayuntamiento quienes avisan para su pronta regularización legal. Corresponde ahora a la propia alcaldesa de la localidad ordenar el levantamiento del reparo para que estos proveedores puedan cobrar sus servicios. Levantamiento que tiene que contar con el correspondiente informe técnico.

La oposición invitaba al equipo de gobierno a solventar esta situación lo antes posible y poner en marcha la licitación de los contratos, puesto que la reiteración de reparos en un mismo tiempo de factura provocaría el impago sistemático de las facturas a proveedores. Izquierda unida amenazaba de cambiar su voto, para votar en contra de todas aquellas facturas que reparo.

La alcaldesa, Cristina Piernagorda, trataba de justificar la necesidad de mantener los servicios básicos que mes a mes tiene el Ayuntamiento. “la reforma laboral nos ha impedido hacer contrataciones temporales. Son facturas de servicios mensuales que presta el ayuntamiento, las mismas facturas que antes no tenía reparos y ahora sí”. Recordaba a la corporación que había dado orden para iniciar los pliegos de contratación de todos aquellos servicios que presta el Ayuntamiento.

La oposición volvía acusar al equipo de gobierno en su falta de gestión para secar los pliegos de todos aquellos contratos que son necesarios para el funcionamiento de la entidad. David Bazuelo recordaba por segunda vez “porque no se hacen los pliegos, ordenado por el equipo de gobierno?.

Los 53.000 euros  que se modificaban en el punto siete del orden del día para las compra de una cámara frigorífica para el mercado de abastos, una subvención para el club motero “Pa onde Tiramos”, la contratación para los meses de verano de la limpieza de edificios públicos, el mantenimiento de jardines, dio juego para poder debatir la necesidad de abrir un proceso selectivo de persona para un periodo largo, mientras salen a concurso las plazas Oferta de Empleo Público presentadas por el ayuntamiento. La necesidad de poner en marcha el Plan de Solidaridad, cuya baremación que está detenida, era desconocida por la alcaldesa. La oposición seguía demandando el borrador de presupuesto.

El capítulo de obras salió a debate en ruegos y preguntas mientras que la oposición denunciaba el hartazgo de los vecinos y vecinas por las obras de avenida de castro del Rio, casas baratas, el deficitario asfaltado de alguna calle de la localidad, acusando al equipo de gobierno de crear dos “Baenas”, la bonita del ensanche y la olvidada del Tinte, San Pedro, Almedina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.