Carmeli Piernagorda: “el mensaje del pregón está en cada una de nuestras imágenes, en cada figura que procesiona”.

Hoy inauguramos una serie de entrevistas con los cuatro pregoneros de esta Semana Santa, que nos harán sentir y a la vez como han sentido y sienten la Semana Santa. Vivencias que serán exaltadas en un acto único e histórico.

Abre la serie una mujer muy querida en nuestro pueblo, Carmeli Piernagorda Priego. Han pasado veinticuatro años desde que se subió al escenario del Teatro Liceo. Ella fue la primera mujer pregonera de nuestra Semana Santa, desde el atril del teatro abrió las puertas a otras mujeres que han pregonado a nuestra semana grande.

Persona muy vinculada al Cristo de Perdón, fue camarera y hermana mayor, ha escrito dos libros de poesía relacionados con la Semana Santa, el primero 1.995, titulado “Poesía de la Semana Santa”, y otro de aparición más reciente bajo el título “Sentimientos de la Semana Santa en Verso” (2.016). Ha sido, además, pregonera de la Semana Santa de Albendín, Pregonera de la Exaltación al Judío.

Vivimos unos tiempos  inimaginables hace un año. ¿Qué piensa Carmeli del momento extraordinario que vivimos y como influye  en  nuestra semana grande ?

Es extraño y era impensable que en pleno siglo XXI un virus impidiera estos días grandes de nuestro pueblo, un pueblo que se llena de vida y de personas ausentes que vuelven a reencontrarse con sus amigos, con sus familiares, con sus raíces. Es muy triste que no se pueda vivir en las calles nuestra Semana Santa, y sobre todo para mí que desde niña es disfrutado sintiendo a los tambores, perdiéndome entre los judíos en la mañana del Miércoles Santo, el colorido de sus calles. Ni orar cuando pasa Jesús del Huerto o ver a Jesús Preso en Santa Marina cuando es prendido, no poder sentir la emoción que me envuelve la noche del Jueves Santo cuando participo en mi procesión del Silencio y no mirar al Cristo del Perdón en la oscuridad entre los ocho faroles y después quedarme un ratito en el Monumento de Santa María la Mayo con Jesús en el Sagrario. Y no sentir la madrugada los romanos cuando bajan a San Francisco y no poder casi tocar a Jesús Nazareno cuando pasa delante de mi balcón, ni estremecerme y que me broten unas lágrimas cuando me paran  a la Verónica y le grito ¡Guapa! ¡Valiente!. O no contemplar la Angustia de la Virgen y su Soledad.  Y no sentir la alegría de los tambores el Domingo de Resurrección. Pero comprendo que es necesario que no disfrutemos de nuestras tradiciones sin con ello colaboramos para que no se contagie la pandemia y poder evitar el dolor que muchas familiar están pasando cuando el virus viene traicionero y se lleva la vida en una soledad completa.

 Cuando Guillermo Bernal, se puso en contacto con usted, para explicarle su plan B ¿Qué es lo primero que le pasó por la cabeza cuando le hizo la invitación de ser de nuevo pregonera de la Semana Santa?

Sorpresa, responsabilidad, satisfacción, así como un poco de inquietud, pues he escrito tanto sobre Semana Santa que creía que ya había exprimido mis sentimientos.

Carmeli, han pasado 24 años de su Primer Pregón ¿Ha pensado alguna vez que volvería a dar el Pregón de Semana Santa?

Nunca, yo creía que había agotado mi tiempo de pregonar, pues ya lo he hecho en varias ocasiones, pregoné la Semana Santa de Albendín, en 2004, al Judío en su Exaltación en el 2009, y también en la Exaltación a Nuestra Señora de Guadalupe en el 2013.

En el acto de la presentación de los pregoneros, comentó que era una persona de pluma fácil, que sólo le quedaba dar unos retoques al texto ¿Cuál será el mensaje central que pretende dar en su pregón?

Soy una enamorada de nuestra Semana Santa, la que vivo con intensidad, y a cualquier enamorado le es fácil escribir de aquello que ama. En cuanto al mensaje no soy yo quién lo doy, sino la figura central de nuestra Semana Santa que es Jesús, y su mensaje está en cada imagen que se alaba en el pregón, que fue lo que pretendió San Francisco de Asís, acercar al pueblo la pasión, muerte y resurrección de Cristo en cada figura que procesiona.

 ¿Será un pregón reivindicativo, o acudirá a los recuerdos a sus vivencias?

Es muy poco espacio de tiempo el que tenemos para expresar todo lo que cada uno siente, en estos tiempos que vivimos no voy a exigir nada solo intentar que el que lo escuche y lo vea alivie un poco su pesar por carecer de los actos que siempre se vive en estos días.

El Pregón de Semana Santa es un acto religioso, cultural o social.

Creo que las tres cosas:

Primera en él estamos hablando de nuestro Salvador que vino al mundo a darnos una enseñanza para un camino mejor y encontrar una vida nueva en su Resurrección.

Segunda es un acto cultural porque el pregonero o pregonera intenta, con sus expresivas y bellas palabras, cautivar al oyente y que viva lo que él o ella está transmitiendo, y

Tercero, es un acto social colectivo donde se invita al gran parte de la sociedad   cofrade de nuestro pueblo.

¿Qué no debe faltar en el Pregón del 2021?

Para mí, el sentimiento e intentar enunciar lo que se va a vivir en nuestro pueblo (en este caso no que no se va a realizar) en los días de Semana Santa relatando como es la tradición de Baena con las más bellas palabras que broten de tu interior intentando que llegue a lo más profundo del público para que se embriague del amor de Jesús.

Desde que se hizo su primer pregón de Semana Santa, ha cambiado mucho. ¿Cómo ve el estado actual de las Cofradías? ¿Cambiaría algo?

Claro que ha cambiado, las hermandades son más numerosas, las andas se han mejorado y casi todas son portadas a hombros, y lo que reivindicaba de la participación de la mujer se ha hecho una realidad, hoy se han integrado en las hermandades y cofradías en las que todavía no podían participar, y creo que en la actualidad solamente hay una que no permite que la mujer sea cofrade de esta.

Cambiaría que cada uno de los actuales participantes de nuestra Semana Santa se sintieran más hermanos en Cristo.

 ¿Qué le parece el nuevo recorrido de la procesión del Viernes Santo?

Cada cambio de recorrido en Baena trae mucha polémica, no olvidemos los sucesos que ocurrieron cuando cambiaron el recorrido del mismo Viernes Santo hace muchos años, hoy afortunadamente tenemos unas mentes más abiertas y se aprueba con un consenso. Pero concretamente a mí me gustaba ver a Jesús casi amaneciendo pasar por la calle Llana.

Por último, ¿cómo se va a sentir al compartir el escenario con sus compañeros, ha sentido más presión a la hora de hacer el Pregón?

Me voy a sentir nerviosa como siempre que me subo a un escenario, a pesar de las veces que he recitado en público no consigo quitarme esos momentos de tensión. Presión ninguna, pues creo que cada uno expresará su sentir a su manera, como decimos los andaluces, y por otro lado será un orgullo para mí compartir con tan extraordinarios pregoneros esos momentos que vamos a vivir en un teatro casi vacío, pero que estoy segura de que nuestras palabras lo harán llenar de emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *