Se renuevan 650 metros de saneamientos en la Avenida Castro del Rio, con una inversión de 231.000 euros.

Esta mañana el equipo de gobierno municipal ha explicado las intervenciones que se están llevando a cabo en la Avd. Castro del Río para renovar los saneamientos y las tuberías de abastecimientos de agua potable, previos a los trabajos que sobre la superficie de la calle se llevaran a cabo tras la culminación de esta obra, dentro del proyecto de movilidad de Baja en Carbono, que permitirá tener una vía más transitable y segura para el peatón.

El delegado de urbanismo, Ramón Martín, comentaba la necesidad de esta actuación “el equipo de gobierno anterior solicitó la subvención de Movilidad Baja Carbono, para el arreglo en superficie de la avenida, poner bonito el exterior sin pensar nunca en el interior”. El delegado de urbanismo daba a conocer las deficiencias de los saneamientos que tenía la zona después de 25 años sin ninguna actuación.

“El equipo de gobierno con los fondos financieramente sostenible remanentes del año anterior dedica más de 231.000 euros para la licitación de la obra y para mejorar la parte interna de la avenida, “estamos acostumbrados a arreglar el salón dejando obstruido el cuarto de baño, con esta obra dejamos preparados estos saneamientos durante unos 25 años que es la vida útil de los materiales”, explicaba el delegado.

Una vez concluida esta obra se llevará a cabo la actuación de la subvención baja carbono para la semipeatonalización con una plataforma única similar a Salvador Muñoz. La finalización de todas las obras está prevista antes del mes de abril según cálculos del delegado de urbanismo.

La avenida tendrá doble sentido explicaba Ramón Martín, procurando que el tráfico pesado se dirija por una vía alternativa, buscando que la calle se transforme en una zona semipeatonal para disfrute de las personas.

La alcaldesa, recalcaba los problemas de saneamiento de la calle donde los vecinos les habían hecho llegar problemas de entrada de agua en sus viviendas incluso la caída de alguna vivienda a causa del mal estado del saneamiento, “nos hemos encontrado con un problema de titularidad de la vía. No se podía llevar a cabo los trabajos de baja carbono por no tener la titularidad de la avenida. Tras las gestiones con el ministerio conseguimos la cesión de la titularidad para poder poner en marcha el proyecto. Con la finalización de ambas actuaciones permitirá que Baena de un paso mas para ser una ciudad moderna, accesible”, concluía Cristina Piernagorda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.