lunes, mayo 27, 2024
BLola Ruiz ArrebolaOpinión

Oferta cultural veraniega

Lola Ruiz Arrebola

         Las actividades culturales y de ocio para toda la población son importantes durante todo el año pero recobran especial interés en los meses veraniegos, pues al fin y al cabo es la época del año en la que mayoritariamente disfrutamos de nuestras vacaciones y disponemos de más tiempo libre para dedicarlo a estas actividades.

         Este año he tenido la ocasión de experimentar en primera persona el nerviosismo de preparar una de esas actividades. Hablo del Festival Estival de Teatro, que se celebra desde hace tres años en el Castillo de Baena y que organiza la Escuela Municipal de Teatro, cada vez con más éxito de asistencia. Así es como mejor te das cuenta del trabajo organizativo que hay detrás de cada actividad. En mi caso, he podido comprobar como detrás de una sola función de teatro hay muchísimas horas de ensayo durante todo el curso, además de las propias de logística para la preparación del evento. Y por muchas horas que les dediquemos la perfección absoluta es inalcanzable y siempre están los ‘problemas del directo’, como cuando una ráfaga de viento nos tira parte del decorado en mitad de la función.

         Es por ello que debemos apreciar el esfuerzo que le dedican no solamente políticos y gestores culturales, sino el resto de trabajadores, como los de la Unidad de Servicios del ayuntamiento o incluso las personas que voluntaria y desinteresadamente han participado en la organización del evento. Aquí habría que agradecer  a los vecinos y vecinas que se han puesto al frente de la organización para la consolidación o recuperación de las fiestas populares de Baena como el Jubileo, Fiesta de los Garbanzos o Haza del Reloj, entre otras. Lo hacen a título personal o en representación de una asociación o hermandad y, por mucho apoyo institucional que exista, sin la dedicación y esfuerzo de estas personas sería imposible.

         Antes escribía que la perfección absoluta es inalcanzable y a veces vemos que los resultados de una actividad no son los esperados. Siempre nos falta información para conocer los entresijos que motivan un resultado negativo de la actividad. Me estoy acordando por ejemplo del espectáculo de marionetas organizado en el Parque Municipal Ramón Santaella, junto al parque infantil. Quiero pensar que había motivos suficientes que justifiquen su resultado que, como personalmente pude comprobar, no era otro que el descontento generalizado de la mayoría de los asistentes. Todo el mundo criticaba que no había ninguna silla y ningún escenario, obligando a que decenas de asistentes se tuvieran que marchar sin poder verlo. Al salir todos decían lo mismo, “pero como se han puesto aquí y no en el propio quiosco de la música que está aquí al lado”. Yo quiero pensar que hay algún motivo más que desconocemos.

         Y es que hay actividades que pueden morir de éxito, como el anteriormente mencionado de las marionetas y otros que, tras todo el trabajo desarrollado convenientemente, no cuentan con la asistencia esperada. En algunas ocasiones nos encontramos con un solapamiento de diferentes eventos que van dirigidos a un mismo público. Recuerdo que desde siempre se ha hablado de la importancia de crear una agenda de eventos única en el municipio, para así poder prevenir que, tras varios meses de organización de una actividad, no nos encontremos con diferentes eventos el mismo día que dividen la asistencia. Pero reconozco que no es fácil la gestión de dicha agenda, siendo el Ayuntamiento el único que puede tener los medios para realizarla.

En otras ocasiones, ante una baja afluencia de público, tenemos la típica excusa de “es que no se ha hecho publicidad suficiente…” Ahora, con las redes sociales, el presupuesto de publicidad puede ser mucho más bajo y no siempre es necesario plagar de carteles Baena con información que cada vez menos gente lee. Además, la propia creación de esa agenda cultural puede implicar el desarrollo de una newsletter que, tras una suscripción, te permita recibir en el móvil semanalmente los eventos de tu interés para que no te los pierdas.

         Profundizar en este tema requeriría analizar si la oferta cultural del municipio coincide con los núcleos de interés del público, por lo que mejor lo dejamos para otra ocasión.

         Pese a todo ello, cuando no queramos o podamos asistir a un determinado evento, siempre nos quedará la excusa de la falta de tiempo, catalogada ya en nuestros días como un estado mental que incluso nos ocasiona estrés por no haber realizado las acciones que pensamos que deberíamos haber realizado en el pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *