La reconversión del socialismo baenense.

         Atrás han quedado los apoyos que desde Baena se brindaban a Susana Diaz, para reconvertirse en leales seguidores de la nueva corriente sanchista tras la “derrota” de la exlideresa en la lucha por la secretaria general ante Juan Espadas.

         Hasta hace poco las dos corrientes del socialismo andaluz luchaban, una por mantenerse en el poder y la otra por alcanzarlo. En esa división que llevó a unas primarias entre Susana Diaz y Juan Espadas por la secretaria regional. En esa votación la agrupación socialista de Baena daba su apoyo, con el 83% de los votos, a la candidatura de Susana, que al final no logró su objetivo al ser superada por Juan Espadas con el 55% de los votos, 17 puntos por encima de Susana Díaz. La primera apuesta resultó fallida.

         Ahora quedaba por decidir donde posicionarse de cara a la elección de la secretaria provincial del Psoe cordobés. Varios candidatos se pronunciaron para disputarle la secretaría provincial a Antonio Ruiz, que en un principio anunció que presentaría su candidatura.

         Rafi Crespín iniciaba su campaña para alcanzar la secretaria provincial, previamente había sido nombrada por Pedro Sánchez viceportavoz socialista en el Congreso, recorriendo todas las agrupaciones de la provincia, con estos avales. Al final, el resto de los candidatos decidieron no presentarse a las primarias, proclamándose Rafi Crespín secretaria provincial sin necesidad de elecciones. El sanchismo se imponía en el Psoe cordobés, otro territorio más conquistado por el presidente del gobierno en su afán por el control absoluto del partido a nivel nacional. En esta ocasión la dirección socialista de Baena si ha mostrado su apoyo a la nueva ejecutiva provincial “los socialistas de Baena apoyamos a la dirección provincial y tenemos además el apoyo de tanto la provincial, regional y federal para que pronto el partido socialista recupere la alcaldía de Baena”, declaraba la señora Serrano.

El cisma del Psoe

         Hay que hacer memoria cuando Pedro Sánchez perdió la votación para celebrar un congreso extraordinario para elegir al secretario general, en la reunión extraordinaria del Comité Federal del PSOE de octubre 2016. Susana Díaz impuso el poder, que en ese momento tenía el Psoe andaluz, para derrotar la propuesta de Sánchez. Esta derrota hizo dimitir a Pedro Sánchez de la secretaría federal y que le obligó a salir casi por la puerta de atrás de la primera línea de la política nacional. Esta dimisión obligo a poner en marcha una gestora para dirigir el partido en la que estaban personas de confianza de Susana Díaz, entre otras, Maria Jesús Serrano.

         Sólo queda para completar el circulo, la renovación de las agrupaciones locales, preceptiva tras la celebración del congreso nacional. En pocas semanas tendrá lugar los congresos locales. En la agrupación de Baena, Maria Jesús Serrano, alcanzó la secretaria general hace unos meses, tras disputarle las primarias a una compañera del sector sanchista, Lola Ruiz Arrebola. No sabemos si en el próximo proceso de primarias se presentará alguna candidatura alternativa o se buscará algún tipo de consenso entre las corrientes existentes dentro de la agrupación local de Baena. Pero lo que sí es seguro es que desde la nueva dirección provincial se pedirá una cuota de representación de los afines a Crespín en los cargos directivos del Psoe baenense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.