lunes, febrero 26, 2024
BBaenaHoyEl Sur de Córdoba

La nueva PAC podrá suponer para el campo cordobés una pérdida del 34,63%

Asaja Córdoba ha hecho un detallado análisis comparativo de las ayudas que cobraban los titulares de las explotaciones antes y después de la reforma de la PAC y “las conclusiones son demoledoras”. Con la PAC anterior, éstos cobraban seguro el pago básico (PB) y el pago verde (PV). Con la reforma de la PAC, sólo cobrarán seguro la nueva ayuda básica a la renta (ABR) y el pago redistributivo (PR), pues las nuevas ayudas por los eco regímenes (ER) son voluntarias y conllevan gastos que puede llegar a ser iguales o superiores al importe que se reciba por los mismos.

Del análisis realizado para todos los expedientes que tramita la organización agraria con los datos publicados por el FEGA (Ministerio de Agricultura) el pasado 28 de febrero, se obtiene los siguientes resultados:

De media del conjunto de expedientes analizados, supone una caída de 34,63% comparando la suma del PB y PV de la PAC anterior con la suma de la ABR y el PR de la nueva PAC.

En esa misma comparación, detallando por tramos, los expedientes que cobraban menos de 5.000 euros de PB, pierden un 22,11%; los del tramo más de 5.000 euros de PB, pierden un 35,76%; y los de más de 50.000 euros de PB pierden un 41,48%.

Estas pérdidas podrán reducirse en función de los eco regímenes que se soliciten, pero, “ni de lejos, podrán compensar esas inmensas pérdidas por dos motivos”. En primer lugar, porque conllevan gastos que puede llegar a ser iguales o superiores al importe de las ayudas que se reciba por los mismos y, en segundo lugar, y sin tener en cuenta ese primer motivo, los importes de esas ayudas serán siempre inferiores a las perdidas indicadas en los cálculos realizados.

Por tanto, Asaja critica que la nueva PAC significa “más burocracia, más obligaciones, menos dinero y producciones imponiendo una pésima PAC para los agricultores y ganaderos de Córdoba y Andalucía”, que hará perder millones de euros suponiendo, además, un “varapalo para la economía de todos los pueblos de la provincia”.

Para la organización, esta nueva PAC “viene marcada por la falta de consenso y el rechazo que ha suscitado en el campo su tramitación, por romper los equilibrios territoriales, por dañar el modelo social y profesional de agricultura, por elaborarse sin diálogo real, sin estudios de impacto y contraviniendo todos los criterios técnicos y agronómicos”.

Asimismo, cabe recordar que estas nuevas medidas implican “una grave brecha digital” para el sector rural debido a que todas las gestiones administrativas deberán hacerse de forma telemática y se implanta un cuaderno digital obligatorio, lo que supone un agravio comparativo con el campo frente a la postura que ha adoptado el Gobierno central hace unos días con la banca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *