domingo, abril 14, 2024
BBaenaHoy

En Baena hay más de 4.500 vecinos en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social.

La iniciativa, enmarcada en la estrategia Eracis, cuenta con 17 profesionales de apoyo a los servicios sociales comunitarios dedicados a mejorar la inserción de personas en riesgo de exclusión.

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba y la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía han mantenido una reunión para valorar la evolución de los Planes Locales de Intervención enmarcados en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (Eracis), cofinanciado por el Fondo Social Europeo, que se están desarrollando en las zonas desfavorecidas de Baena y Peñarroya-Pueblonuevo de la mano de las entidades locales.

El proyecto, de carácter cuatrienal y que cuenta con una financiación de 1.635.015,23 euros, atraviesa ahora su ecuador con la implicación de 17 profesionales de apoyo a los servicios sociales comunitarios. Ha atendido ya a más de 650 personas en ambos municipios, de los que el 33,5% fueron hombres y el 66,5% restante, mujeres.

Tanto el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, como la delegada de Políticas Sociales, Inmaculada Troncoso, han señalado la importancia de estos programas para “mejorar la inserción de personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión a través de itinerarios integrados y personalizados que permitan su acceso a los sistemas de protección social”.

Se han llevado a cabo más de 60 actuaciones en el marco de los cuatro ejes estratégicos de la Eracis, como son el desarrollo económico y comunitario sostenible, las políticas públicas para la cohesión y bienestar social, la mejora del hábitat y la convivencia y el trabajo en red e innovación en la intervención comunitaria.

 

Como ha constatado la delegada de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Inmaculada Troncoso, “desde que comenzaron a planificar la intervención ERACIS en los municipios, a través de una fase de diagnóstico y diseño de los Planes Locales, que ocupó el ejercicio 2018, y a pesar de contar con importantes contratiempos como el Estado de Alarma del que devino un confinamiento, la ejecución se encuentra viva y avanzada”.

Desde el IPBS explican que “en el caso de Baena, se establecen como zonas desfavorecidas las zonas de San Pedro, El Salvador, Ladera Sur, Corralaz, Arrabalejo y Parque de la Cañada, con más de 4.500 habitantes en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social”.

En el municipio de Peñarroya-Pueblonuevo no se establecen barriadas diferenciadas como en Baena, si no que “existen familias en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social en más de 80 calles del municipio que han sido agrupadas en zonas para una intervención más operativa”.

El equipo está conformado por nueve trabajadoras y ocho educadoras sociales, instaladas en los Centros de Servicios Sociales de los municipios.

Las acciones van dirigidas a incrementar el nivel de empleabilidad, el comercio local dentro de las zonas desfavorecidas, la creación y consolidación de empresas que participan en el desarrollo de las zonas, la reducción de la brecha digital, la mejora de la salud sexual y reproductiva, la prevención de adicciones, la prestación de una atención integrada de calidad a las personas residentes en zonas de riesgo o en situaciones de desventaja social, así como a cuestiones relacionadas con la vivienda, la educación o la convivencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *