El yacimiento Torreparedores, sus últimas novedades, eje central de la conferencia organizada por Museo Arqueológico Nacional.

En la tarde de ayer tuvo lugar la conferencia organizada por el Museo Arqueológico Nacional, dentro del ciclo de conferencias ‘Actualidad de la investigación arqueológica en España III’, para difundir a nivel nacional las últimas novedades en el yacimiento ibero-romano de Torreparedones.

Bajo el título: Anfiteatro y Termas tres grandes conocedores de este patrimonio dieron a conocer las últimas novedades que se han descubierto recientemente.

La presentación de la conferencia ha sido a cargo de José Antonio Morena López (Arqueólogo Municipal de Baena y director del Parque Arqueológico de Torreparedones), donde ha detallado la historia del yacimiento, destacando los distintos trabajos que se han realizado a lo largo de los años y como se encuentra en la actualidad. Para dar paso al resto de conferenciantes que sí han dado detalle más pormenorizados de los descubrimientos realizados.

En primer lugar, Ángel Ventura (responsable científico de la excavación y estudio de las Termas de la Salud en el mismo yacimiento, Universidad de Córdoba), que ha puesto en valor las diferentes termas encontradas en el yacimiento y la importancia que tenían dentro de asentamiento. Ha destacado el valor de estas al carecer el lugar de un acueducto que proporcionase agua constante a los edificios y por las propiedades mineromedicinales que tenía las aguas.

 El buen estado de conservación que tenían los edificios es especial el “caldarium” que proporcionaba el calor para calentar el agua. También destacó el descubrimiento en 2017 de un altar frente al pozo de abastecimiento de las termas. Altar que portaba una inscripción, relativa a la Diosa de la Salud.

Durante las excavaciones del pozo que abastecía a las termas encontraron unas piezas de bronce “ulceus” que eran una especie de jarritas con una cabeza femenina que representaba a la diosa de la salud.

Para finalizar la conferencia tomó la palabra Massimo Gasparini (director de las campañas de excavación en el anfiteatro de esa ciudad en 2018-2019 y profesor en Universidad de Córdoba).

A partir de análisis teledetectivos del terreno proporcionados por el instituto geográfico nacional se puede ver una estructura semicircular en el terreno donde se presumía la existencia de un anfiteatro.

Posteriormente en 2017, estudios una prospección geofísica intensiva se confirman una estructura semicircular, con perfiles de cantera que dan lugar a una serie de pilares donde se levantaba el anfiteatro.

En dos campañas posteriores de excavaciones (2018 y 2019) se ha podido establecer la planimetría del edificio, realizando una serie de sondeos arqueológico a lo largo del perímetro, ha permitido conocer la extensión del edificio. Gracias a los diversos sondeos se ha podido encontrar un tramo de fachada curvilíneo del anfiteatro de unos 50 metros, así como parte del graderío del edificio.

Las excavaciones durante el 2018, 2019 han sacado a la luz la tercera parte del perímetro completo del anfiteatro, unos 80 metros lineales y se ha podido detectar el muro del pódium del anfiteatro.

Conformando el anfiteatro una estructura casi circular con un diámetro entre 64 y 67 metros. Se puede comparta el anfiteatro de Torreparedones con el Caerleon (Gales), el de Segobrica en Cuenca, e incluso por dimensiones e irregularidad geométrica con el de Contributa Iulia Ugultunia de Medina de la Torres.

La cronología del anfiteatro se estima entre la mitad de primer siglo d. C y la segunda mitad del siglo II d. C, cuando se abandona la ciudad del yacimiento de Torreparedones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *