La Peña Flamenca baenense recibe el “CORDOBAN FLAMENCO” con motivo de su 50 aniversario.

El pasado día 6 de Diciembre, la “Asociación de Artistas Flamencos de Córdoba”, le entregó a la Peña Flamenca Baenense, el galardón “Cordobán Flamenco”, en el Teatro Góngora de Córdoba, en reconocimiento a sus 50 años de existencia. La entrega del galardón se realizó dentro de la Gala del “XXIV Cordobán Flamenco”. La primera parte de la gala, estuvo dedicada a la entrega del “Cordobán Flamenco” a nuestra peña y la entrega del  “Cordobán In Memoriam” al gran cantaor cordobés fallecido el pasado mes de marzo, José Plantón “El Calli”, después dio comienzo el festival flamenco propiamente dicho, con la actuación de los artistas que se habían seleccionado para el evento que pusieron una vez más de manifiesto su calidad y su compromiso con el flamenco cordobés en sus tres dimensiones de cante, baile y guitarra:

José Antonio Rodríguez, interpretó dos piezas de guitarra: “Soleá de Guadalcazar” y “Danza del Amanecer”, dos magnificas composiciones de guitarra que dejaron reflejado una vez más la excelencia de José Antonio Rodríguez, como guitarrista de concierto y como el gran guitarrista que es.

La cantaora Emi Álvarez, cantó con la maestría que la caracteriza y conocimiento de los cantes, estuvo acompañada a la guitarra como viene siendo habitual, del maestro Manolo Baena, juntos forman un binomio de perfección flamenca, pues Manolo, siempre sabe dar el acorde justo en el momento adecuado, sin salirse del compás, ni de la métrica del cante, pues como muchos sabemos, conoce los cantes a la perfección y eso le da una gran seguridad para ser el acompañante adecuado de una gran cantora y una señora del flamenco como es Emi Álvarez.

Juan Antonio “El Claus”, es un cantaor de voz recia y flamenca, que  es capaz de transmitir los sonidos negros del cante con autenticidad, como lo hizo el pasado sábado en el Teatro Góngora de Córdoba. El Claus, es un cantaor de alta escuela y amplio recorrido, conoce los secretos del cante para el baile, al que ha dedicado muchas de sus actuaciones flamencas por todos los lugares del mundo; en su actuación, pudimos disfrutar ampliamente de su magisterio y de su duende de escuela caracolera, que dejó en el aire de casi toda su actuación, acompañado magistralmente por la guitarra de Miguel Aguilera.

Gema Mariscal, acompañada de la sabia guitarra de Rafael Trenas Hijo, y las palmas de David del Pino y la percusión de “José El Caja” demostró una vez más que se encontraba muy a gusto cantando en esta gala. Gema es una cantora con una voz muy particular, que le permite jugar con los tonos bajos con elegancia, conoce muy bien los cantes que interpreta con sabiduría flamenca; sus malagueñas nos transmiten fielmente los ecos de “La Peñaranda” y del “Mellizo”, estuvo soberbia en las alegrías y nos regaló un villancico de corte personal. Podríamos decir que Gema Mariscal, fue un punto especial y diferente dentro de la programación.

Rafa del Calli, estuvo acompañado del magnífico guitarrista Luis Medina, que, con su depurada técnica, supo transmitir sensaciones especiales en su manera de acompañar el cante. Rafa del Calli es un cantaor con unas características propias, pues a su dúctil voz y extraordinarias facultades, tenemos que añadirle su extraordinario conocimiento del cante flamenco, que le permite jugar con los distintos palos, pasando de unos estilos a otros, de manera natural, incluso mezclando palos del flamenco, sin alterar lo básico de cada cante, pues tuvo la inteligencia de hacerlo dentro del compás flamenco de doce tiempos, como hizo con la caña y las soleares. Cuando escuchamos a este joven cantaor, tenemos la impresión de que estamos ante un genial cantaor que suena distinto y eso le da una cualidad diferente dentro del panorama flamenco actual.

Manuel Jiménez, estuvo acompañado en su actuación por Miguel del Pino, Mariano Romero y Miriam Montes. Al cante; por Juanma “El Tomate” y Juanjo León, a la guitarra; la percusión de José “El Caja”, el Violín de Igmar Alderete y Juan Antonio al Piano. Viendo actuar a Manuel Jiménez, tenemos la sensación de que estamos ante un bailaor que tiene un gran futuro. Le vi bailar hace tres años en el Salmorejo Flamenco de Baena, entonces ya destacaba por su brío sobre el tablao, pero ahora, junto a sus cualidades naturales como bailaor, destaca de manera sobresaliente en su colocación sobre el escenario, en su temple y hechura de bailaor, pues sabe colocar sus brazos con elegancia y en sintonía con su figura sin descomponerse, conoce muy bien el compás y su brío, se ha convertido en  una fuerza que transmite verdad flamenca; en sus desplantes, se nota la formación superior que ha adquirido en el “Conservatorio Superior María Ávila de Madrid”, lo cual le da confianza para saber qué transmite autenticidad flamenca cuando baila,  sinceramente creo,  que sí tiene suerte en este difícil mundo del flamenco, está llamado a ser un gran bailaor y un punto de referencia en el futuro.

Por último, queremos felicitar a la peña flamenca Baenense, por este reconocimiento que la “Asociación de Artistas Flamencos de Córdoba”, han tenido a bien conceder a nuestra peña y que nosotros agradecemos vivamente, pues es un galardón que nos enorgullece y nos impulsa a seguir trabajando por el engrandecimiento del flamenco y cumpla con los objetivos para los que fue creada: fomentar la afición al flamenco, disfrutar del flamenco y dotar a Baena de una institución flamenca de reconocido prestigio, dentro del ámbito flamenco de nuestra tierra.

 

Rafael Serrano Castro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.